Miriam Chacón /ICAL - Clase maestra del cineasta Álex de la Iglesia
VALLADOLID - CULTURA
Martes, 26 de Octubre de 2021

66 Seminci- Álex de la Iglesia subraya la oportunidad de las plataformas que han permitido "reverdecer" la industria del cine con la "democratización" de los contenidos

ICAL - El cineasta vasco, Espiga de Honor del festival, considera que el "mejor" momento para el sector por la alta calidad y la diversidad de los contenidos

El cineasta Álex de la Iglesia aprovechó hoy su Master Class en la Semana Internacional del Cine de Valladolid (Seminci) para subrayar la oportunidad que brindan, en la actualidad, las plataformas de contenidos audiovisuales que han permitido "reverdecer" la industria del cine con la "democratización" de los contenidos. "Si quieres trabajar en esto, es un gran momento que hay que aprovechar y para cambiar por que ha supuesto una revolución del mundo audiovisual", se dirigió a muchos de los estudiantes que acudieron al Salón de los Espejos del Teatro Calderón para conocer su visión sobre el mundo del cine. Hasta el punto que consideró que es el "mejor" momento por la calidad y la diversidad de las películas.

El director vasco, quien ahora también compagina esa labor con la de productor, zanjó la polémica entre los que defienden ver una película en una sala de cine o en un televisor en el salón de una casa. "El cine se ve en cualquier sitio, allí donde elija el público, que es el soberano", sentenció. No vano, precisó que ambas formas de disfrutar de lo audiovisuales no son "incompatibles". "Nadie ama más que que yo el cine y las salas de cine pero eso no significa que haya otros métodos. Hay sitio para todos", apuntó.  

En este sentido, señaló que ahora es habitual que la gente tenga una televisión 4K en su domicilio, por lo que las salas de exhibición deben responder a esa demanda para ofrecer más cosas. "Debe ser una proyección extraordinaria para sacar a la gente  de casa", reconoció.

De la Iglesia destacó, según recogió la Agencia Ical, que la irrupción de las plataformas en streaming han permitido que series españolas como 'La casa de papel' o 'Inocente' de Oriol Paulo pueda ser vista en todo el mundo por más de cien millones de personas. Algo que, a su juicio, ha permitido dar a conocer que el audiovisual español (cine, películas y series) sea el más existoso de Europa y es una momento importante para dar respuesta y convertirlo en uno de los más importantes del mundo.  

Y es que aseguró que existe una "sed" de contenidos, al ser como un "volcán" que no cesa, por lo que las plataformas han llegado para quedarse. "Hay quien dice que esto es una moda pero yo les digo que ya llevan un rato y siguen ahí. Todo encontrará su cauce y habrá una aclimatación", concluyó sobre este tema. Además, hizo referencia a la piratería, que consideró como una consecuencia del cambio de mercado. "El modelo anterior provocaba la proliferación de la piratería, algo que ahora no existe por que hay una oferta legal. El problema era obvio y la solución también era obvia", afirmó.  

También, mencionó la labor de las productoras para genera una oferta legal, que supone dedicar tiempo a sacar sus películas pixeladas de YouTube. "Hay que vigilar internet y sacarlas de ahí las cintas si no hay una cobertura legal", afirmó.  

Álex de la Iglesia aseguró que el sector se enfrenta a un momento "desafiante", donde todo ha cambiado. "El proceso se intuía hace diez años; entonces, se rechazó, y, ahora, se ha hecho soberanamente patente", significó. De ahí que apostar por "reaccionar" y aprovechar esa oportunidad, comprometerse y entender las posibilidades de cambio.  Eso sí, espetó que la mejor de tener éxito en el cine es estar muerto o ser de fuera, "preferiblemente de un barrio de Hollywood".

La Master Class  del Espiga de Honor de Seminci quiso ser muy útil para los estudiantes relacionados con el cine y lo audiovisual. Su primera intervención fue toda una declaración de intenciones al hacer una clara referencia al lugar donde se encontraba, el Salón de los Espejos de Calderón. "El cristal no beneficia el sonido por que aquí hay mucho eco. Si queremos rodar aquí, habría que tapar los espejos para que el sonido no rebote. Si no se cubren con un poco de tela, los diálogos no valdrán", explicó.

Pero también respondió preguntas de los alumnos relacionadas con los decorados, el trabajo de los equipos, la importancia de los títulos de crédito y el dinero que hay que destinar a la promoción y publicidad, entre otras. "Me gustaría transmitiros información valiosa", confesó. El autor de películas como 'Acción mutante' 'El día de la bestia', 'La comunidad' y 'Las brujas de Zugarramurdi' animó a los jóvenes a escuchar "mucho" pero "poco" caso a lo que diga la gente. Y es que apostó por hagan lo que quieran. "Es preferible tener un error propio que un acierto ajeno, por que es posible que la equivocación será un éxito posterior", sentenció.

La importancia del guión

También, dejó claro que el guión es la "biblia", que aconsejó debe recoger las acciones pero no las descripciones, por que afirmó que debe determinar la forma de trabajar y lo que va a servir para convencer a los productores, los actores y los técnicos. Las otras partes sobre las que se sustenta un proyecto son los personajes, al ser los encargados de rodar la película, y el montador, que, en su opinión, es preferible que sea una persona que tenga "desapego" al material para trabajar con libertad y tranquilidad. Hasta el punto que dijo que si se plantea prescindir de una secuencia, hay que quitarla.  

Después de 35 o 40 años haciendo cine, De la Iglesia apuntó que se ha convertido en una experiencia vital. "Yo no cuento los años, si no las películas. De pronto, tu vida son las películas y esto es lo maravilloso de dedicarse a esto", expuso.  

Estrenos y proyectos

La clase sirvió para conocer sus planes de futuro, con el estreno en unas semanas de 'Veneciafrenia', su última películoas de terror 'slasher', además de haber acabado la 'road movie' 'El cuarto pasajero'. Además, reconoció que la continuación de la serie '30 monedas' llegará a HBO en febrero próximo. Por otro lado, tiene dos encargos de Netflix para hacer dos o tres películas de terror.