SEGOVIA - CULTURA
Jueves, 29 de Octubre de 2020

Los alumnos de IE University dan forma a las nuevas minibibliotecas para los parques y jardines de Segovia

Patricia Martín - Serán unas casetas de planta octogonal construidas con materiales sostenibles e integrados en el entorno

Cinco alumnos del Laboratorio de la Escuela de Arquitectura y Diseño de IE University firman el diseño de la nueva imagen para las seis miniblibliotecas del Ayuntamiento de Segovia en los parques y jardines de la ciudad. Los nuevos espacios para promocionar y acercar la lectura a lo ciudadanos tienen una superficie de unos 11 metros cuadrados, con planta octagonal con tres caras abatibles, como los tradicionales kioscos, y se construirán con materiales sostenibles como la madera.

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, recordó la necesidad de renovar estas casetas al aire libre por su estado de deterioro. La instalación se prolongará hasta el verano de 2021, con una inversión global de 80.000 euros. Los trabajos han comenzado con las bibliotecas de verano del Parque de la Dehesa, el parque de las Delicias y los Jardinillos de San Roque. A continuación, se acometerá la instalación en el parque del Reloj, el parque del Peñascal y la piscina municipal de Segovia.

Los diseños de las casetas de lectura para la renovación de las minibibiliotecas de los parques y jardines elaborados por los alumnos, Daniela Figueroa, María Cassano, Tristán Sartorius, Ege Oz y Daphné Fournel, que asistieron a la presentación.

La directora del d-Lab de la Escuela de Arquitectura y Diseño de IE University, Romina Canna, detalló que iniciaron el trabajo con un estudio de los problemas de las actuales casetas, que sólo contaban con una ventana para solicitar las cosas, además de problemas de accesos. Canna aseguró que, en el diseño, han trabajado en la accesibilidad en dos sentidos, tanto para las personas que tienen problemas de movilidad y hacer una invitación a los niños.

Las nuevas minibibliotecas recuerdan los antiguos kioscos. Tienen una planta octogonal que permite un acceso de 360 grados, además se buscó que “fueras permiables para que se pudiera disfrutar del interior”. Tres de las caras del octógono se abren totalmente, con una adaptación del diseño con los mostradores por la pandemia. En la fachada exterior, realizada en madera, en dos capas, para que se destaque el letrero ‘Casetas de las Biblios de verano’.

En los Jardinillos de San Roque, la caseta abraza un árbol para propiciar el encuentro con la naturaleza. En el caso del parque de la Dehesa, junto a la Comandancia de la Guardia Civil, que fuera como una isla con visibilidad hacia las dos calles, y contará con un espacio que, además de servir como zona de lectura y juego, se pueda utilizar como escenario para pequeños escenarios al aire libre.

En el parque de las Delicias, en el barrio de San Lorenzo, el kiosco de lectura se basa en la conexión de las tres edades, niños, jóvenes y personas mayores que son los que comparten este espacio. Alrededor de la caseta hay una serie de rampas y escalones para poder sentarse a leer.

Según los datos de la Concejalía de Cultura, este verano, en las seis minibibliotecas de lectura se realizaron un total de 2.096 préstamos de libros y periódicos.