ICAL - El viceconsejero de Cultura de la Junta, Raúl Fernández Sobrino, y la secretaria general de la CHD, Sofía Soto, junto a la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisen, presentan el Congreso Internacional 'El Canal de Castilla, Paisaje Cultural de Castilla y León'
PALENCIA - CULTURA
Martes, 3 de Agosto de 2021

(Ampliación) Un congreso internacional abordará el próximo verano el valor histórico, territorial, cultural y ambiental del Canal de Castilla

ICAL - El acto girará en torno a cuatro bloques temáticos y se constituirá un Comité Organizador y otro Científico formado por expertos de universidades de la Comunidad y de la CHD

El IV Congreso Internacional sobre el Canal de Castilla tendrá lugar el verano de 2022 y tratará los valores de carácter histórico, territorial, cultural y ambiental que atesora, desde de la perspectiva de integridad que le atribuye la consideración de paisaje cultural.

Bajo el título ‘El Canal de Castilla, paisaje cultural de Castilla y León’, la cita que promueve la Consejería de Cultura y Turismo pretende crear un foro de debate, discusión y reflexión sobre esta figura de reconocimiento patrimonial, aplicada a un espacio de excepcional significado. Para ello, se constituirá un Comité Organizador, compuesto por las instituciones implicadas en este Bien de Interés Cultural (BIC) y un Comité Científico, del que formarán parte expertos de las universidades de Castilla y León y de la CHD, entre otros.

El viceconsejero de Cultura de la Junta, Raúl Fernández Sobrino, detalló durante su presentación en el Museo del Agua, ubicado en la Dársena de la capital palentina, que el evento se dividirá en cuatro bloques temáticos, encabezado por 'Los canales y las vías de navegación como paisajes culturales, dinámicas, valores y representaciones', que tendrá como objetivo propiciar el debate en torno a la dimensión patrimonial de los paisajes del agua entendidos como paisajes culturales con relevancia internacional. Y es que, "todo paisaje es forma, función y significado", añadió.

El segundo eje circulará sobre 'Los procesos de patrimonialización de los canales y vías fluviales', en el que se profundizará sobre "los procesos patrimoniales de los canales, así como compartir experiencias de los procesos de reconocimiento institucional a diferentes escalas". Apuntó que se hará especial hincapié en los canales que están en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, con experiencias de Francia, Inglaterra, Alemania o España.

Tras ello, se abrirá el capítulo de 'Los retos y las respuestas ante el declive de las infraestructuras', que abordará las "tensiones y conflictos a los que se enfrentar los paisajes complejos, los cambios de los usos y las funciones, el abandono y el deterioro de los elementos y la difícil convivencia con otras infraestructuras". Fernández Sobrino puso de ejemplo al Canal en algunos espacios más congestionados como la autovía de Castilla o el discurrir por zonas afectadas por la despoblación. Aun así, agregó que se incidirá en las oportunidades y puestas de valor de esta vía y de sus paisajes.

Por último, el cuarto eje se centrará en 'Las estrategias de gestión, gobernanza y participación en los paisajes del agua'. De esa forma, girará en torno a experiencias prácticas, ya que los paisajes "son bienes complejos y no siempre fáciles de gestionar, al existir conflictos en su uso que pueden comprometer sus valores". Además, implican a diferentes administraciones que operan en diversas escalas para afrontar retos desde el buen gobierno, aseveró el viceconsejero. 

Cauce imparable

Por su parte, la presidenta del Consorcio para la gestión turística del Canal de Castilla y también de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, definió a esta vía de comunicación como el "agua que nos une", a partir de una "alianza entre todos" para colocar a este recursos históricos, turístico y patrimonial en "el lugar que se merece".

Aseguró que se está ante un eje vertebrador de la mano de una infraestructura que convirtió el sueño en realidad y que, a día de hoy, posee un "cauce imparable capaz de derribar todos los muros", como ocurrió en 1991 con la Declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) en la figura de Conjunto Histórico, un resultado que se consiguió al "luchar entre todos para ponerlo en valor".

Armisén defendió la apuesta de Palencia, Burgos y Valladolid por este Canal, que catalogó como una experiencia en la que tienen cabida un sinfín de actividades, ya sean deportivas, lúdicas, turísticas o gastronómicas. De ahí que animó a que todos los los agentes implicados sigan trabajando unidos para continuar dinamizando el territorio y los pueblos ribereños. Todo ello "en una política de exclusas para salvar los obstáculos, junto a la gobernanza, la tecnología y la accesibilidad", apostilló.

En ese sentido, la secretaria general de la Confederación Hidrográfica del Duero, Sofía Soto, señaló que "el Canal no muere, sino se reinventa", de la mano de los diversos valores y usos que tiene la infraestructura, que se estructura como el "corredor verde de la meseta", en el que se integra flora y fauna protegida, afirmó.

A mayores, desgranó que la CHD ha llevado a cabo un abanico de acciones segmentadas en tres ámbitos, encabezadas por aquellas para potenciar el uso turístico del Canal, seguida por la rehabilitación de los inmuebles, así como, por último, recuperar y hacer accesible el Canal de Castilla. Sin olvidar la parte medioambiental y el ecoturismo sostenible, sentenció.