BURGOS - CULTURA
Viernes, 16 de Octubre de 2020

Un artículo liderado por el Cenieh confirma la antigüedad de dos yacimientos paleolíticos franceses

ICAL - La combinación de tres métodos de datación permite arrojar nuevos datos sobre estos yacimientos, claves para el estudio de los primeros poblamientos de Europa

Científicos del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) acaban de publicar en la revista ‘Quaternary International’ un artículo en el que se combinan de manera novedosa tres métodos de datación para confirmar la antigüedad de Lunery-la Terre-des-Sablons y Brinay-la Noira, dos yacimientos paleolíticos situados en Francia que son claves para el estudio de los primeros poblamientos de Europa.

Tal y como señalan desde el Cenieh a través de un comunicado, la datación de estos yacimientos franceses siempre había sido un reto debido a la naturaleza y la antigüedad de los depósitos sedimentarios, por lo que hasta ahora, solo habían sido datados mediante Resonancia Paramagnética Electrónica (ESR).

El punto fuerte de este trabajo, fruto de la colaboración de investigadores de Australia, España, Francia e Italia, ha sido la combinación inédita de tres métodos de datación, aplicados según los protocolos más avanzados. Se ha vuelto a utilizar el método de ESR, pero de manera independiente y según un procedimiento más novedoso que los empleados anteriormente, y se han comparado sus resultados con los obtenidos mediante otros dos métodos independientes: la Luminiscencia (OSL) y el Paleomagnetismo.

“Es la primera vez que se consigue a aplicar OSL y Paleomagnetismo en estos yacimientos, y la utilización de tres métodos independientes ha arrojado resultados coherentes entre sí, lo que nos ha permitido obtener un marco cronológico muy sólido”, señala el investigador Ramón y Cajal que lidera este trabajo, Mathieu Duval.

Como explica este investigador del Cenieh, “si bien no es la primera vez que se aplican estos tres métodos en un mismo yacimiento arqueológico, es muy poco frecuente que se realice esta combinación de manera coetánea y concertada, dentro del marco de un estudio único, en lugar de hacerse a través de una sucesión de trabajos independientes”.

Más de 600.000 años de antigüedad

El yacimiento de Lunery-la Terre-des-Sablons, situado en el centro de Francia, proporciona una industria lítica de tipo Olduvayense similar a la que se puede encontrar en yacimientos españoles como Gran Dolina, y Sima del Elefante en Atapuerca (Burgos), o Barranco León y Fuente Nueva-3 en Orce (Granada). Hasta ahora se le atribuía una antigüedad aproximada de 1,1 millones de años a este yacimiento francés. Sin embargo, las nuevas dataciones implican un escenario sobre la formación del mismo más complejo de lo que se pensaba, y han proporcionado una fecha mínima de 710.000 años para esta industria.

El segundo yacimiento, Brinay-la Noira, situado a unos 30 kilómetros al norte del anterior, presenta una industria lítica muy distinta, de tipo Achelense, o sea similar a la que se puede encontrar en yacimientos españoles como la Solana del Zamborino (Granada) o Porto Maior (Pontevedra). Los nuevos resultados apoyan y refuerzan la propuesta anterior de 650.000 años, situando a Brinay-La Noira como uno de los yacimientos achelenses más antiguos del continente.

“Aunque estos yacimientos arqueológicos no sean tan antiguos como los de Atapuerca o los de Orce, son muy importantes para entender mejor las modalidades de los poblamientos antiguos del continente europeo al encontrarse al norte de los Pirineos, la gran barrera ortográfica entre ambas zonas”, indica el coordinador del Programa de Geocronología y Geología del Cenieh, Josep M. Parés.

Laboratorios de datación únicos

Este trabajo ilustra el gran potencial del Programa de Geocronología y Geología del Cenieh como pone de manifiesto su coordinador Josep M, Parés: “Disponemos de un conjunto único de laboratorios dedicados a diferentes métodos de datación, y parte de nuestro trabajo se centra precisamente en la datación de las ocupaciones más antiguas de las regiones mediterráneas”.

En los últimos años, el Programa ha participado y liderado trabajos de datación de yacimientos de la península ibérica, como los de Atapuerca, Fuente Nueva-3, La Solana del Zamborino, Porto Maior, además de las ocupaciones más antiguas del Norte de África en Ain Boucherit (Argelia).