ICAL - La directora del Museo, Noemí Martínez(I); el alcalde de León, José Antonio Diez; el presidente de Fundos, Jorge García y el director general, José María Viejo del Pozo(D)
LEÓN - CULTURA
Jueves, 2 de Julio de 2020

La Casa Botines de León reabre sus puertas con una exposición sobre el mundo simbólico de Gaudí

ICAL - El museo vuelve a la actividad tras la pandemia con un nuevo horario y una identidad visual renovada

El museo Casa Botines de León reabrió hoy sus puertas después del parón por la pandemia de la mano de la exposición ‘El sueño de la arquitectura. Antonio Gaudí i Cornet’, que repasa el mundo simbólico del arquitecto catalán, autor de este emblemático edificio, y los elementos de la naturaleza que inspiraron sus diseños. La muestra, que termina con un documental sobre el proceso de construcción y restauración del inmueble, pasará a formar parte de la exposición permanente del museo.

De cara esta nueva etapa, la Casa Botines estrena identidad visual corporativa, con una imagen en la que aparece el conjunto escultórico de San Jorge y el dragón, en referencia a la escultura de la fachada del edificio. El museo también renovó su espacio de tienda con una decoración más acorde a la estética del inmueble y una amplia lista de nuevos productos, entre los que destaca una gran variedad de libros.

En cuanto a los nuevos horarios, el edificio abrirá los jueves por la tarde y los viernes, sábados y domingos en horario de 11 a 14 y de 16.30 a 20.30 horas. Los visitantes podrán llevar a cabo la visita libre con audioguía, la visita guiada y la ruta ‘El León de Gaudí’. Esta última tiene lugar los sábados a las 18.30 y los domingos a las 11 horas.

Medidas de bioseguridad

Por lo que respecta a las medidas de bioseguridad implantadas para evitar contagios, los responsables del museo destacaron la existencia de felpudos desinfectantes para el calzado, registro termográfico para detectar temperaturas anómalas y dispensadores automáticos de gel hidroalcohólico en localizaciones estratégicas

Además, la taquilla está rodeada de una mampara y en sustitución de los folletos se ha colocado cartelería con la información sobre las tarifas y los tipos de entradas, aunque los responsables del museo recomendaron comprar la entrada en la web para ahorrarse colas y controlar mejor el aforo. Una vez en el interior, tanto el personal como los visitantes tendrán que llevar mascarilla y la información del recorrido se podrá consultar en el teléfono al escanear un código QR.