Brágimo /ICAL - La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, acompaña al director general de Patrimonio, Gumersindo Bueno; al alcalde de la localidad Jesús Alfonso Agundez; y al arquitecto Fernando Cobos, entre otros, en la visita a las obras de restauración del castillo de Belmonte de Campos
PALENCIA - CULTURA
Jueves, 6 de Febrero de 2020

Concluye la remodelación del Castillo de Belmonte de Campos (Palencia) que permite su puesta en valor y recibir visitas

ICAL - Las obras, en el cuerpo superior, han contado con una inversión de 47.300 euros

La Junta de Castilla y León finalizó las obras de remodelación del cuerpo superior del Castillo de Blemonte de Campos (Palencia), por un montante de 47.300 euros, con el fin de garantizar la seguridad y estabilidad del monumento permitiendo su puesta en valor y la recepción de visitantes.

El montante de las reformas se complementa con otros 7.500 euros aportados por el Ayuntamiento de la localidad, destinados a la incorporación de los elementos de cierre y de acceso de entrada del castillo y sus calabozos. De esta manera, la empresa Archivolta, encargada de los trabajos, ha realizado acciones de recuperación de la azotea y cubierta de la torre, la eliminación de vegetación, la reposición de piezas, así como la recuperación del sistema de canalización de pluviales e impermeabilización.

En ese sentido, el arquitecto director de la obra, Fernando Cobos, detalló que "el castillo posee una azotea de piedra y un remate de almenas y torrecillas construído por Juan de Badajoz el Mozo, uno de los grandes arquitectos del renacimiento". Se convierte en un "despliegue de belleza, de diseño y de saber hacer de la arquitectura renacentista, donde poseían un sistema de cubiertas muy complejo, con dos níveles de agua, el cual había entrado en crisis, con filtraciones a la bóveda", apuntó.

Para su solución, se llevaron a cabo trabajos de restauración para volver a recuperar y poner en servicio la cubrición entera, al levantar el solado de grandes piedras, con el objetivo de recomponer todo el sistema de evacuación de aguas y poder recuperar la azotea para las visitas". A mayores, se ha colocado la barandilla, de estética adecuada al monumento, en la azotea de manera que se impide acceder a los garitones y también caminar sobre los matacanes, además de otras medidas de protección.

Compromiso de la Junta

Durante la visita, junto a la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, el director general de Patrimonio Cultural, Gumersindo Bueno, subrayó que "la Junta de Castilla y León lleva muchos años contribuyendo en el mantenimiento de este castillo", ya que, en 1991 se realizaron obras, con un total de 200.000 euros de inversión hasta hoy. Y es que, "es un ejemplo excelente sobre la arquitectura defensiva en Palencia y en la Comunidad".

Bueno destacó el empeño de la población y del alcalde de salvar este vestigio de la historia, razón por la que desde la Junta "se quiere apoyar este tipo de iniciativas, así como colaborar con otras administraciones para la puesta en valor de estos recursos excepcionales". Unas actuaciones basadas "en la conservación y en la activación económica del territorio como un elemento de desarrollo", puntualizó. 

El director general de Patrimonio Cultural reivindicó el paisaje y la zona en la que está enclavado el castillo, con la llanura de Tierra de Campos, que "está de moda", al promocionar "la tradición de la poesía y la literatura de la que hablaba la Generación del 98". Todo ello, enmarcado en "un paisaje castellano con valores naturales y culturales, a través de elementos patrimoniales como el Canal de Castilla", apostilló.

Estudios arqueológicos

En el año 2018, la Diputación de Palencia invertió en la adecuación y mejora de este monumento, destinando 17.363 euros para la realización del Estudio Arqueológico de los entornos del Castillo. Esta actuación arqueológica permitió documentar la totalidad de las evidencias arqueológicas presentes, así como dar la posibilidad de descubrir nuevos hallazgos.

Las labores arqueológicas, desarrolladas por ANTEQUEM-Arqueología, se centraron en determinar tanto el posible perímetro de su recinto amurallado exterior, como documentar patio de armas al interior, y la posible existencia de un edificio religioso al pie de la torre.

Las tareas llevadas a cabo durante dos semanas consistieron en excavar un total de 13 sondeos arqueológicos, dando resultados positivos en varios casos, detectándose, bajos los niveles de derrumbe de abandono del castillo, los restos de elementos constructivos interiores asociados a la antigua muralla exterior, así como de muros y de restos de suelos correspondientes a estancias de servicio durante los siglos de pervivencia de la fortaleza.