VALLADOLID - CULTURA
Jueves, 22 de Septiembre de 2022

Consejo- El molino de los Señores sobre el Eresma (Segovia), declarado BIC

ICAL - Se trata de una importante manifestación del patrimonio industrial

El molino de los Señores sobre el Eresma, en Segovia, fue declarado hoy Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Monumento. Con esta declaración se resuelve el expediente incoado en 1983.

La declaración delimita, asimismo, un entorno de protección que asegure la percepción del bien como elemento integrado en el territorio en que se asienta y evite degradación de su valor histórico.

El molino de los Señores está situado a orillas del río Eresma, en el Barrio de Zamarramala de Segovia, cerca del Santuario de la Fuencisla. Se trata de una construcción que ocupa el solar del antiguo molino medieval desaparecido que se menciona en un documento de 1136 conservado en el archivo de la Catedral, en el que se da cuenta de su importancia histórica como el primer edificio civil para uso industrial de Segovia.

El molino perteneció a los Señores del Cabildo Catedralicio y más tarde fue explotado por las Siervas de María, siendo en la actualidad de propiedad particular.

La historia del molino se encuentra ligada a la historia de la ciudad y del río Eresma, a lo largo del que se construyen numerosos molinos y fábricas impulsadas por la energía hidráulica. El uso que el agua ha tenido en la tecnología tradicional explica la ubicación de estos ingenios junto al curso de los principales ríos, arroyos y manantiales. En el caso de Segovia, el río Eresma es el hilo conductor que enlaza los restos del importante patrimonio hidráulico de la ciudad y constituye un auténtico documento histórico que permite conocer los modos de vida y la actividad económica de los segovianos, así como entender las formas de producción y desarrollo económico a lo largo de la historia.

En este contexto, el molino de los Señores sobre el Eresma se configura como una importante manifestación del patrimonio industrial relacionada con el agua como fuente de energía. Ubicado en un entorno de elevado valor natural, al interés arquitectónico o histórico del molino se une la vertiente paisajística que la existencia del propio molino ha contribuido a preservar, según la Junta.

El molino agrupó en torno a él una serie de edificios industriales asociados, así como los almacenes de enseres y producciones o la vivienda del molinero, formando un complejo arquitectónico característico de este tipo de industrias que llegaban a ser un pequeño centro de vida comunitaria. Construido de fábrica mixta, presenta planta rectangular, revocado por ambas caras con entramado de madera y cabujones de mampostería, cerámica y barro, reforzado por sillería en esquinas y vanos.

Una vez perdida su función, el conjunto ha sufrido un proceso de abandono y deterioro desde mediados del siglo pasado, y en la actualidad ha sido objeto de un proceso de rehabilitación.