Leticia Pérez /ICAL - Elisa Delibes y el vicepresidente de la Junta y portavoz, Francisco Igea, descubren la escultura conmemorativa del centenario del nacimiento de Miguel Delibes. Junto a ellos, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar
VALLADOLID - CULTURA
Sábado, 17 de Octubre de 2020

Delibes ya pasea "a pie de suelo" junto a sus paisanos de Valladolid

ICAL - Una escultura de Eduardo Cuadrado luce desde hoy en la plaza Zorrilla, el día de la conmemoración del centenario del nacimiento del escritor

Miguel Delibes ya pasea "a pie de suelo", a la altura de sus paisanos de Valladolid, gracias a la escultura que luce desde hoy en la plaza Zorrilla de la capital, junto a una de las principales entradas del Campo Grande y a menos de 200 menos donde nació en la Acera de Recoletos. Un lugar por el que, como recordó su hija Elisa con motivo del centenario del nacimiento del escritor, "tantas y tantas veces" pasearon juntos. "Me gusta la escultura de Eduardo Cuadrado por qué sé que a mi padre también le gustaría al no estar sobre un pedestal si no con los pies en la tierra, a la altura de sus vecinos, y ligeramente apartado del bullicio del centro de la plaza", apuntó.

Durante el acto "entrañable" de la inauguración de la escultura conmemorativa del centenario del nacimiento de Miguel Delibes, la también presidenta de la Fundación Delibes agradeció el homenaje por ser el "más bonito" que le podría prestar su Comunidad, su ciudad y, en definitiva, sus paisanos. No en vano, recordó que las palabras del novelista cuando dijo que era como un árbol, que crecía allí donde le plantaban.

En presencia de numerosas autoridades como el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, Elisa Delibes recordó que su padre admiraba la obra de Cuadrado y consideró que, con la estatua de su padre, ha sabido retratar, "de manera magistral", la figura y el alma de Miguel Delibes. Una escultura -de fibra de vidrio y poliéster y recubierta de bronce- a tamaño natural que representa la figura del escritor, ligeramente encorvado, caminando con naturalidad, abrigado y envuelto en su bufanda.

Por su parte, Igea aprovechó su intervención para apuntar que la escultura es una manera de que la ciudad de Valladolid y la Comunidad den las gracias a "uno de sus mejores hombres". Al igual que Elisa Delibes, apuntó que a Miguel le hubiera gustado estar "a pie de calle" y no en un "pedestal", que es cosa de poetas y políticos. "Era un hombre sencillo, íntegro y honrado", señaló.

Defensor de la libertad

El vicepresidente de la Junta también señaló que Delibes fue un periodista y director de El Norte de Castilla en tiempos "difíciles" en que decir la verdad y defender la libertad costaban mucho más que en la actualidad. Añadió que el escritor dio una lección de "integridad" a todos y hoy es el día de agradecerle por sus "innumerables hijos" y personajes que están en las páginas de sus novelas. "La escultura está colocada donde acaba su última novela, 'El hereje', en el quemadero donde se quemó al hereje por defender, lo que compartía con Miguel, la integridad, la honestidad, la sencillez y la libertad. La libertad que solo da la verdad", aseveró.

El alcalde de la ciudad lamentó que el año del centenario del nacimiento de Delibes se haya visto sacudido por un "visitante inesperado" en forma de pandemia, que han alterado los planes previstos por el Ayuntamiento. Pese la modificación de las fechas y el replanteamiento de actos, Óscar Puente valoró el esfuerzo para mantener una agenda de actividades que dan el "realce" que merece los cien años de Delibes. Además, se mostró esperanzado en recibir, "próximamente", la exposición 'Delibes' que acoge la Biblioteca Nacional hasta el 15 de noviembre.

Puente consideró que hoy se trataba de un "día jubiloso" al rendir homenaje a Miguel Delibes, Hijo Predilecto de la ciudad y "uno de los grandes" escritores de las letras españolas. "Delibes quería a su ciudad y, a la vez, Valladolid admiraba y apreciaba a su escritor", expuso.

La obra ha sido sufragada por la Junta, a través de la Consejería de Cultura, quien se ha sumado a los actos conmemorativos del centenario de su nacimiento, con una subvención a la Fundación Delibes de 220.000 euros. El artista de la escultura, Rafael Cuadrado, reconoció a la Agencia Ical la enorme responsabilidad que supuso el encargo de la familia, que sacó adelante viendo numerosas fotos de diferentes edades de Delibes. Confesó que es una de las obras de las que se siente más orgulloso, pese a tener varias repartidas por la ciudad. "Ahora, solo deseo que la gente se fotografíe con la escultura y la abrace, y que no sea objeto del vandalismo", apuntó.

El acto contó también con la presencia de la práctica totalidad de la familia Delibes, como los hijos y nietos del escritor, además de los consejeros de Cultura y Turismo, Javier Ortega, y Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero; el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, y el rector de la Universidad de Valladolid (UVa), Antonio Largo, y varios miembros de la Corporación Municipal.