Dos Santos /ICAL - Elena Medel, ganadora del Premio Francisco Umbral al Mejor Libro del Año, presenta su novela 'Las maravillas’ dentro de la Feria del Libro de Valladolid
VALLADOLID - CULTURA
Jueves, 10 de Junio de 2021

Elena Medel ofrece en ‘Las maravillas’ una novela “abierta”, que “lanza una mirada al pasado para tratar de comprender el presente”

ICAL - La escritora cordobesa, primera mujer en ganar el Premio Francisco Umbral al mejor libro del año en sus diez años de trayectoria, presenta su obra en la Feria del Libro de Valladolid

Elena Medel (Córdoba, 1985) presentó hoy en la 54 Feria del Libro de Valladolid su primera novela, ‘Las maravillas’, con la que el pasado mes de febrero se convirtió en la primera mujer en ganar el Premio Francisco Umbral al mejor libro del año en los primeros diez años de vida del galardón. Según explicó, su obra es un trabajo “muy abierto”, que ofrece “múltiples lecturas” a quien se acerca a ella. 

“Para mí es una novela política, pero también es una novela social que lanza una mirada al pasado para tratar de comprender el presente, y que nos invita a hacernos preguntas sobre nosotros mismos y plantear qué puede ocurrir a partir de ahora. Otra posible lectura de la novela sería al modo de una extraña saga familiar, o como si se tratara casi de la construcción de una ciudad dentro de otra ciudad. Cuando leemos solemos hacerlo cargados con una mochila llena de nuestros prejuicios, y quería que mi novela tuviera una apertura que permitiera que cada cual encontrara en ella lel libro que él quisiera a partir de diferentes enfoques”, explicó en declaraciones recogidas por Ical. 

‘Las maravillas’, según detalló su autora, “es una novela sobre el dinero, sobre su falta y cómo eso limita o define nuestras vidas”. Esta protagonizada por dos mujeres: María, una cordobesa que nace a comienzos de los años 50 y que a finales de los años 60 se traslada a Madrid para trabajar; y Alicia, que nace a mediados de los años 80 y repite su camino por motivos diferentes. 

En el caso de Alicia, “su vida está siempre vinculada a hechos históricos concretos, como la muerte de Franco o la victoria del PSOE en las elecciones generales del 82”, mientras que la vida de Alicia se narra siempre relacionada con las crisis económicas por las que ha ido pasando el país en los últimos años, desde la de inicios de los 90 o la de 2008; “esas son las coordenadas históricas y sociales en las que se mueven las protagonistas”, apuntó. 

“La novela recorre las últimas décadas de la historia de España desde el final de la dictadura hasta desembocar en la gran manifestación y la huelga del 8 de marzo de 2018, desde territorios muy diversos. Sus protagonistas emigran del sur a la periferia de Madrid, que también ocupa un lugar casi protagónico en el libro”, señaló la autora.

Medel explicó que quería esas voces femeninas porque “tradicionalmente se asocia la voz masculina con lo universal y la femenina con lo íntimo, pero el dinero nos atañe a todos por igual más allá de los géneros y quería dejar constancia de que las voces femeninas también cuentan historias universales”.

Según detalló, al trabajar en la construcción de sus dos personajes protagonistas intentó alejar a ambas de la romantización, ya que “no quería caer en el cliché, de mujeres buenas que sufren mucho”. “María es a priori un personaje más amable, pero con muchas sombras, mientras que Alicia era muy libre y su complejidad me daba mucho juego, puesto que me permitía contar desde un espacio, un lugar simbólico, que yo no tenía tan transitado”, afirmó. Sobre este último personaje, que comparte nombre con la protagonista de cuentos o de otras novelas inéditas que ha escrito, aseguró que le interesaba profundizar en ella por el choque que suponía con su propio pensamiento, ya que eso le permitía relacionarse con la realidad de una forma a la que no está “muy acostumbrada”. “La escritura tiene mucho de descubrimiento, si llega un momento en que casi sabes todo pierde la gracia”, afirmó en ese sentido agradeciendo la “libertad” creativa que le ha dado ese personaje. 

Respecto al título, reconoció que “es una paradoja” ya que no se trata de una novela “especialmente feliz”, pero señaló que se decantó por él ya que le brindaba “ciertos recursos y tenía que ver con ciertas búsquedas que emprenden las dos protagonistas en la novela”. Según explicó, en las primeras versiones de la obra trabajaba con el tíotulo provisional ‘Ideología’, que acabó descartando ya que “limitaba mucho la lectura” de su obra como un libro político, y el que eligió finalmente carecía de “un condicionamiento tan potente para el lector”.

El jurado del Premio Francisco Umbral 2020, presidido por Manuel Lorente, decidió conceder el galardón a ‘Las maravillas’ “por la frescura literaria de una narración que pone en valor la relación intergeneracional con un acento especial en las mujeres, no siempre visibles en otras grandes obras literarias, y por la excelente calidad poética de una prosa brillante y sugerente”.

Medel aseguró estar “Muy agradecida” por el galardón, porque “al margen de lo que tiene de azar y de cuanto supone de pequeña fiesta del ego”, está relacionado con un autor “brillante, instalado siempre en el asombro y en el disfrute de la escritura” como Umbral. “Para mí el trabajo con el lenguaje es fundamental, la tensión entre el estilo y lo que se cuenta. Es un lujo inmenso que un jurado como este, y que un premio con esa nómina de ganadores, y que celebra la obra de un escritor inmenso como Umbral, se haya fijado en mi novela”, señaló.