Ricardo Ordóñez /ICAL - Los codirectores del Proyecto Atapuerca, Juan Luis Arsuaga (2D), José María Bermúdez de Castro (I) y Eudald Carbonell (D), charlan con el director general de Patrimonio Cultural de la Junta, Gumersindo Bueno Benito (2I)
BURGOS - CULTURA
Viernes, 3 de Julio de 2020

El equipo de Atapuerca confía en sacar a la luz el yacimiento de neandertales de la Galería de las Estatuas Exterior

M.L.Martínez - Comienza la 42 campaña de excavaciones con 60 científicos que trabajarán en cinco yacimientos durante 25 días

El Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA) confía en sacar a la luz durante esta campaña de excavaciones arqueológicas el yacimiento de neandertales en Galería de las Estatuas Exterior, que ya se conoce por las excavaciones que se vienen realizando desde hace años en Galería de las Estatuas Interior.

Uno de los codirectores, Juan Luis Arsuaga, explicó hoy a los pies de la Sierra burgalesa que este nuevo yacimiento exterior que se excava este año ha dado “muy buenos resultados” en su interior por lo que indicó que “ahora la tarea es la de iniciar los niveles arqueológicos que están bastante profundos” por lo que vaticinó que les llevará “varios días”.

En este sentido, Arsuaga subrayó que las preguntas que hay que hacerse son “¿qué hacían los neandertales ahí?, ¿qué tareas desarrollaron?, ¿quiénes eran?” a lo que subrayó que confían en “poder contestar a esas preguntas”. “Uno cuando investiga siempre parte de interrogantes, de preguntas que se plantea y este año intentaremos responder a alguna de ellas”, dijo.

Así, en el yacimiento de Cueva mayor, en la campaña de este año se harán intervenciones de baja intensidad en los yacimientos de Sima de los Huesos y de Galería de las Estatuas Interior, ambos enclavados en la Cueva Mayor. Estas intervenciones están encaminadas a resolver problemas de carácter geológico y cronológico con vistas a las publicaciones actualmente en curso en relación con los dos yacimientos.

Los esfuerzos mayores en número de personas e intensidad de la excavación (volumen de sedimento removido) se concentrarán en el yacimiento de Galería de las Estatuas Exterior, donde se espera sacar a la luz el yacimiento de neandertales que ya se conoce por las excavaciones que se vienen realizando desde hace años en Galería de las Estatuas Interior.

El pasado 1 de julio se iniciaron las excavaciones de la campaña número 42, en la que a diferencia de otros años y por motivos de seguridad, los trabajos se han reducido a 25 días, en vez de 45, y participa un menor número de investigadores. Este equipo se aloja una vez más, y gracias al apoyo de la Junta de Castilla y León, en la residencia ‘Gil de Siloé’ en la capital de Burgos.

Los trabajos dirigidos por Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell cuentan con la colaboración de alrededor de 60 personas que excavan en los yacimientos de la Sima del Elefante, Gran Dolina, Cueva Fantasma -todos ellos ubicados en la Trinchera del Ferrocarril- y en Galería de las Estatuas y Sima de los Huesos, situados en Cueva Mayor.

Asimismo, desde hace unas semanas, Gran Dolina cuenta con una nueva estructura metálica que la Consejería de Cultura y Turismo ha construido para reforzar la cubierta y está previsto iniciar el próximo año la construcción de otra cubierta de protección en el yacimiento Penal. En estos momentos está en supervisión el proyecto, según informó hoy el director general de Patromonio Cultural, Gumersindo Bueno.

Esta actuación se suma a otras que la Junta de Castilla y León ha acometido en este proyecto científico, donde la inversión en tareas de conservación y protección de los yacimientos desde 1984 supera los 7 millones de euros. “El patrimonio cultural genera el bienestar de las personas”, resaltó, al tiempo que remarcó que su presencia sirve para reforzar el apoyo institucional al proyecto de investigación”.

Este año el grupo de personas que vienen a excavar pertenecen principalmente a los centros de investigación incluidos en el Proyecto Atapuerca, como son el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana de Burgos (Cenieh), Universidad de Burgos (UBU), Universidad Rovira i Virgili (URV), Instituto de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), Centro Mixto Universidad Complutense de Madrid-Instituto de Salud Carlos III de Evolución y Comportamiento Humano (UCM-ISCIII), Universidad Alcalá de Henares (UAH) y Universidad de Zaragoza (UNIZAR).

Asimismo, recordaron que la Fundación Atapuerca y el EIA han trabajado en los aspectos relacionados, por un lado, con la seguridad y, por otro, con la organización administrativa y documental. Se ha realizado una evaluación de puestos de trabajo, un plan de prevención, un plan de contingencia para prevenir el COVID-19 y se ha contratado a un técnico de prevención de riesgos laborales que desarrolla sus funciones en los yacimientos.

Otros yacimientos

Asimismo, los codirectores explicaron que en la Trinchera del Ferrocarril, se trabaja en el yacimiento de Sima del Elefante, donde los trabajos de campo tienen dos objetivos principales; por un lado, continuar la excavación en extensión del nivel 7, y por otro lado continuar con el sondeo de dos metros cuadrados que se inició en el año 2018.

Los trabajos en extensión del nivel 7 se llevarán a cabo principalmente en dos zonas del yacimiento en las que es necesario avanzar para poder entender mejor la estratigrafía del relleno y relacionar más claramente los dos sectores del yacimiento que hasta la campaña pasada no pudieron relacionar estratigráficamente. Por otro lado, esperan recuperar restos faunísticos que permitan reconstruir desde el punto de vista paleoecológico cómo era la sierra de Atapuerca hace más de 1,3 millones de años, así como evidencias de la presencia de grupos humanos en dicha cronología en las inmediaciones de la Sima del Elefante.

El sondeo localizado en la zona de E-F/24-25 tiene como objetivo localizar la base de la cavidad. Al inicio de la campaña pasada, se consideró que dicho sondeo podría finalizarse durante los trabajos de campo del 2019. Sin embargo, el hallazgo de abundantes fósiles en esta zona marcó un ritmo más pausado de los trabajos. De este modo, en la campaña del 2020 continuarán con los trabajos en esta zona del yacimiento con el fin de alcanzar el objetivo de localizar la base de la cavidad.

Gran Dolina es uno de los yacimientos más famosos de la Trinchera del Ferrocarril por el descubrimiento de una nueva especie, el Homo antecessor. Aquí se trabaja, según relataron, en el tramo superior del yacimiento, donde se continuará con la excavación en extensión de la superficie expuesta (unos 85 metros cuadrados), que se corresponde con el techo encostrado de las unidades TD8 y TD8/9, parcialmente erosionado y cubierto por sedimento de la unidad TD9 y del denominado ‘cut and fill’ (en castellano, cortar y rellanar).

En cuanto a la secuencia de ocupación humana del yacimiento de Gran Dolina, el objetivo es aportar datos empíricos sobre una fase relativamente desconocida y con un innegable interés científico: la situada entre las intensas ocupaciones documentadas en la unidad TD6 (con unos 900ka de antigüedad) y las que se corresponden con el gran impacto registrado en la Sierra de Atapuerca en momentos ya del Achelense (representada en el yacimiento por la unidad TD10, a partir de hace unos 400.000 años).

En paralelo, se continuarán documentando y analizando desde una perspectiva multidisciplinar las secciones oeste, norte y este, en las que ha quedado expuesta la sucesión estratigráfica de Pleistoceno medio del nivel TD10, la cual ha centrado los trabajos de excavación de forma ininterrumpida desde 1996 a 2019.

La intervención arqueológica en Cueva Fantasma se articuló en la campaña de 2019 en dos áreas identificadas como: CF o sector de entrada de Cueva Fantasma, y SF o sector de la Sala Fantasma. La actuación en la zona de Cueva Fantasma (CF) continuará los trabajos de sondeo estratigráfico para descubrir y documentar el número de niveles de la secuencia arqueo-paleontológica de la cavidad. En Sala Fantasma (SF) seguirán avanzando en la intervención en extensión del primer nivel arqueopaleontológico documentado de este sector. Esta intervención en extensión en SF va a afectar también a las labores de limpieza y retirada de los restos de escombros de la cantera, que no se retiraron en 2019, localizados preferentemente en la mitad norte del área excavada.

Un tercer frente en la planificación del trabajo de campo, de la campaña de 2020, está relacionado con el perfilado del frente occidental de la excavación, en relación con el nivel estratigráfico de la unidad 18. Para este trabajo se valorará el uso de martillos neumáticos y otros medios mecánicos dada la fuerte cementación de dicha unidad estratigráfica.

Este sector de la excavación se caracteriza por presentar un importante desnivel, provocado por una intrusión de la actividad de la cantera, de hasta unos 3 metros de profundidad sobre la superficie actual de excavación. El perfilado de la unidad 18 es fundamental para poder establecer correlaciones estratigráficas entre CF y SF.