ZAMORA - CULTURA
Lunes, 3 de Agosto de 2020

El Festival ‘Vete al fresco’ celebra su cuarta edición bajo estrictas medidas de seguridad para prevenir contagios por coronavirus

J. D. S. - El Ayuntamiento de Zamora, Azehos y Artilugio Producciones organizan una cita dirigida a los artistas zamoranos y establecimientos con terraza

El Ayuntamiento de Zamora, junto con la Asociación Zamorana de Empresarios de Hostelería y Artilugio Producciones, organiza la cuarta edición del Festival ‘Vete al fresco’, que amenizará con música, monólogos y magia, entre otros espectáculos, las terrazas de verano de la ciudad.

Esta edición, se celebrará bajo estrictas medidas de seguridad, higiene y distanciamiento para prevenir contagios por coronavirus, de manera que los establecimientos participantes tendrán que cumplir todas las prescripciones y “adaptarse al desarrollo de la pandemia, priorizando la salud de clientes, músicos y trabajadores”, según precisaron fuentes municipales.

El Festival, que se desarrollará durante el verano en función de las condiciones meteorológicas y de la evolución de pandemia, va dirigido a los artistas zamoranos y a establecimientos de hostelería de la ciudad que cuentan con terraza de verano.

“La Concejalía de Cultura apuesta por esta iniciativa que tan buena aceptación ha tenido en ediciones anteriores y que contribuye a dinamizar la ciudad en verano llevando la música a la calle para disfrute de los zamoranos”, apuntaron las mismas fuentes. “Además, facilita a los hosteleros la posibilidad de programar fácilmente actuaciones en sus terrazas, a la vez que facilita a los músicos y artistas zamoranos promocionarse y darse a conocer al público, sobre todo a los jóvenes”, añadieron.

Los hosteleros podrán contactar directamente con los grupos y viceversa, aunque también tendrán la posibilidad de pedir a los promotores del Festival que establezca las relaciones.

Las actuaciones, que se divulgarán a través de las redes sociales, se programarán semana a semana, debido a la pandemia, en ‘sesiones vermú’, entre las dos y las cuatro de la tarde, y de tarde y noche, entre las siete de la tarde y las doce de la noche, “con el fin de que no se moleste a los vecinos” por la noche.