PONFERRADA - CULTURA
Sábado, 4 de Julio de 2020

La historiadora del arte Silvia Blanco será la nueva directora del museo Natura Ibérica de Carracedelo (León)

ICAL - Blanco se despidió el jueves del Museo Arqueológico de Cacabelos que dirigió durante los últimos ocho años

La licenciada en Historia del Arte y tutora del grado de la especialidad que imparte el centro asociado de la Uned en Ponferrada, Silvia Blanco, será la nueva directora del museo Natura Ibérica del municipio berciano de Carracedelo, después de anunciar esta semana su despedida del cargo que ocupaba desde hace ocho años al frente del Museo Arqueológico de Cacabelos (Marca). El tribunal calificador que gestiona el proceso de selección para proveer esta plaza temporal valoró especialmente el proyecto museológico presentado por la ya exdirectora del Marca.

Horas antes de su nombramiento, Blanco quiso despedirse del centro que ha dirigido durante los últimos ocho años con un texto en redes sociales, en el que aseguró que su nuevo destino es fruto de una “decisión muy difícil de tomar y muy meditada”. En su mensaje, Blanco defendió el trabajo “sin descanso” llevado a cabo para “colocar al Museo de Cacabelos en lo más alto” y abrirlo al público infantil y admitió haber “perdido la ilusión” en los últimos meses. “Me han hecho sentir que mi proyecto no interesaba y no tenía futuro”, lamentó.

A finales del mes de febrero, el Ayuntamiento ordenó el “cierre temporal” de las instalaciones debido a una baja laboral prolongada de su responsable. Paralelamente, el Consistorio abrió un proceso para contratar de manera temporal a un nuevo responsable interino, procedimiento que queda anulado tras la renuncia voluntaria de Blanco para que el Ayuntamiento pueda cubrir la plaza de manera definitiva, conforme a lo previsto en la oferta de empleo público de 2018.

Los grupos municipales de Izquierda Unida (IU) y Socialistas por Cacabelos (SxC) reclamaron entonces la dimisión de la concejala de Cultura, Patrimonio y Turismo, Inés Díaz, a la que acusaron de “llevar a cabo una cruzada contra un trabajo muy bien hecho” y de “destruir la imagen cultural” del municipio. Por su parte, el PP también criticó el “triste cierre” de las instalaciones y atribuyó la “responsabilidad única” al alcalde, Junior Rodríguez, y a su equipo de Gobierno, a los que reprocharon su “inoperancia” para cubrir “una sencilla baja laboral de una profesional”.