LEÓN - CULTURA
Domingo, 28 de Junio de 2020

Jesús Tábara plantea en el libro ‘Ortografía sencillísima’ una forma “eficaz y rápida" de aprender a escribir

Miriam Badiola - El autor basa la obra en que “si se aprende de formas diferentes hay que enseñar de formas diferentes”

“Si se aprende de formas diferentes, hay que enseñar de formas diferentes”, asegura Jesús Tábara Carbajo, autor de ‘Ortografía sencillísima’, el último libro editado por la editorial Rimpego, en el que se ofrece una forma “eficaz y rápida” de aprender a escribir.

Tábara define el libro como “una ortografía completa, de la letra, la acentuación y la puntuación”, dirigido a “niños de a partir de ocho años y personas de todas las edades que quieran aprender sobre ortografía y llegar a su dominio mediante conductos diferentes a los habituales”.

Por ello, “más allá de intentar hacer que la ortografía sea atractiva, que eso sería muy bueno”, ‘Ortografía sencillísima’ pretende ser “sencilla y eficaz”, ya que Tábara trata de “dejar de lado el estudiar reglas memorísticas para que las personas se acostumbren a ver grupos de letras que, por ejemplo, siempre van con ‘h’, para que ellos mismos lleguen a esa conclusión”.

Por esta misma razón, el autor ha decidido utilizar para enseñar su ‘Ortografía sencillísima’ muchas imágenes y dibujos, porque “mediante ellos se retiene muy bien”. Así, por ejemplo, para enseñar a escribir los números, “un monigote encima de una bicicleta recuerda que hasta el 30 se escriben juntos, mientras que uno que se ha dado un golpe y se ha caído de la bici expone que se escribe separado”. 

Asimismo, la obra insiste en la utilización de las mayúsculas y las minúsculas a través del dibujo de un reloj, ya que “aunque la gente piense que es un tema fácil”, para el autor, “es el más complicado”.

Además, el libro incluye “una lista con palabras peligrosas, que son las que te pueden hacer que caigas en un error”, para lo que se han seleccionado cuatro autores y las palabras en las que más errores se cometen, ya que Tábara considera que “estudiar de esta forma hace avanzar mucho”, porque “según los estudios, el 65 por ciento de los errores ortográficos se encuentran en 62 palabras”, lo que demuestra que “no es tan difícil eliminar más de la mitad de los errores”.

Sin embargo, el apartado del libro en el que más incide Jesús Tábara es la acentuación, de modo que asegura que puede comprometerse a “enseñar a acentuar todas palabras de la lengua en una sesión de una hora, con un método muy sencillo y diferente al normal”, basado en cinco pasos que parten de “la búsqueda de la vocal tónica en una palabra y de saber distinguir las vocales abiertas de las cerradas”.

Finalmente, el libro también aporta enseñanza en puntuación, que “aunque siempre se ha enseñado a partir de la sintaxis”, parte de un modelo y pide al lector que haga lo mismo, “aunque la sintaxis sea imprescindible para profundizar en el tema”.

En definitiva, con ‘Ortogafía sencillísima’, Jesús Tábara, que ha sido profesor de lengua, pretende que “ir por caminos rápidos para enseñar ortografía, porque no hay tiempo para ella”, con el objetivo de conseguir que “cuando alguien escriba no piense en ella, porque si no a la hora de redactar un texto se le producirá una sobrecarga mental que no le dejará exponer bien lo que realmente quiere decir”.