SEGOVIA - CULTURA
Lunes, 8 de Julio de 2024

El Ministerio de Industria concede más de 1,8 millones de euros al proyecto de musealización de Confloenta de la Diputación de Segovia

ICAL - Ha sido uno de los cuatro seleccionados en Castilla y León entre cerca de un centenar de proyectos presentados

El Ministerio de Industria y Turismo notificó la concesión de 1,88 millones de euros para la consolidación y musealización de las Termas de la Fortuna de la ciudad romana de Confloenta, la única ciudada romada de la provincia potencialmente explorable al completo, ubicada en  Duratón. Un proyecto en el que el Área de Cultura, Juventud y Deportes de la Diputación de Segovia lleva trabajando desde 2016, cuando comenzó a patrocinar los trabajos arqueológicos realizados en este yacimiento.

Este fue uno de los cuatros seleccionados en Castilla y León, frente a cerca de un centenar de proyectos presentados. “Tiene que ser muy bueno, cuando en Castilla y León han optado más de noventa proyectos a estas ayudas y hemos sido solamente cuatro los seleccionados para las mismas”, manifestó el presidente accidental de la Institución Provincial, José María Bravo mientras recordaba que la Diputación lleva invertidos en Confloenta más de 300.000 euros de fondos propios y que la concesión de esta subvención "es un ejemplo más de que en la institución provincial somos un referente en la gestión de fondos europeos”.

Y es que, los cerca de dos millones de euros que recibirá la Diputación para la total financiación de este proyecto forman parte de la línea de ayudas enmarcadas en el PRTR con fondos Next Generation de la Unión Europea para la mejora de la competitividad y la dinamización del Patrimonio histórico con uso turístico. A Castilla y León le han sido concedidos alrededor de diez millones y medio de euros, que, además del proyecto presentado por la Diputación de Segovia, premiarán también el de adecuación del yacimiento arqueológico de La Tejada, en Palencia; las obras de restauración del castillo de la localidad vallisoletana de Alaejos; y el acondicionamiento y renovación de espacios en el conjunto histórico artístico de Ledesma, en Salamanca.

Mientras el equipo de Santiago Martínez Caballero recibía esta noticia, que permitirá poner en valor ante la ciudadanía sus investigaciones durante la última década, los trabajos en Confloenta, un verano más, no cesan. “Lo que queremos es corroborar las cronologías que estamos manejando para las diferentes partes del edificio y su gran ampliación”, destacó Martínez Caballero, quien apuntó que en estos momentos los trabajos se están centrando en terminar de definir el perímetro completo de las Termas de la Fortuna, el edificio de grandes baños públicos de la ciudad romana datado del siglo II d.C. que está en uso, al menos, hasta el IV d.C.

Según explicó el director del proyecto de excavación y prospección arqueológica, las campañas de años precedentes han exhumado gran parte del complejo de baños, “permitiendo la identificación de todo el conjunto de las habituales estancias en este tipo de complejos”. Entre éstas figuran desde vestuarios, baños de agua caliente, agua fría y agua templada hasta una sauna y una gran palestra o gimnasio al aire libre con una piscina abierta en torno a un porticado, además de un pequeño santuario dedicado a la diosa Fortuna y vinculado a un culto salutífero y sanador en estas termas.

Por último, al margen de su trabajo en las Termas, el equipo de investigación, que también lleva a cabo una labor de documentación, cartografía o analíticas que acompañan a los estudios arqueológicos, trata en estos momentos de delimitar cuál puede ser el acceso al primer conjunto de espacios termales desde la calle principal que delimita el edificio por el oeste; el denominado Cardo Máximo. Esta zona, según reconoció Santiago Martínez Caballero, “está por explorar y es donde está colocada la puerta de acceso a este primer gran conjunto de baños”.