ICAL - Obras de restauración de la iglesia de Santa María de la Cuesta de Cuéllar (Segovia)
SEGOVIA - CULTURA
Martes, 26 de Octubre de 2021

Salen a la luz restos de la antigua portada medieval de la iglesia de Santa María de la Cuesta de Cuéllar (Segovia)

ICAL - La Junta acomete obras de restauración de este relevante ejemplo del románico de ladrillo por un millón de euros

Las obras de restauración de la iglesia de Santa María de la Cuesta, en la localidad segoviana de Cuellar, han arrojado restos de la antigua portada medieval situada al sur y otros vestigios que enriquecen el resultado final de la restauración. La Consejería de Cultura y Turismo trabaja en este templo desde 2001, que se iniciaron con trabajos de consolidación y restauración en la torre de la iglesia. La inversión en total es de un millón de euros.

El director general de Patrimonio Cultual, Gumersindo Bueno, presentó hoy, junto al delegado territorial, José Mazarías, al delegado Diocesano de Patrimonio de Segovia, Alberto Espinosa, y al alcalde de Cuéllar, Carlos Fraile, los trabajos de restauración de las cubiertas, galería y nave interior este templo que es un relevante ejemplo del románico de ladrillo.

En 2011, los muros que delimitan el recinto exterior y que acusaban fuertes desplomes fueron consolidados de forma preventiva. En los dos últimos años, la Consejería llevó a cabo la realización de un levantamiento riguroso de la geometría del edificio y sendos estudios sobre su evolución histórica y los revestimientos pictóricos de su interior, que se completaron con catas constructivas en las fábricas de la nave.

A través de estos trabajos se decidió poner en valor la galería que abre al norte y la totalidad del espacio interior de la nave. Algunas de ellas estaban relacionadas con las cubiertas del edificio, con problemas de filtraciones en la nave, galerías norte y sur y en la sacristía; los pórticos de la galería norte se encontraban cegados por fábricas de mampostería que impedían reconocer la función de este espacio y su relación con la nave; los revestimientos añadidos durante el último siglo en los paramentos y bóvedas de la nave ocultaban los acabados que dieron su configuración definitiva a este espacio en 1831.

Las catas en 2019 pusieron de manifiesto, además de una falta de adecuación de las instalaciones y de estabilidad en la estructura de ascenso al coro. Las últimas actuaciones se centraron en la restauración de la cubierta de la nave, galerías y sacristía, así como la apertura de la galería norte y restauración del espacio de acceso y de las arquerías.

Gumersindo Bueno manifestó su deseo que esta intervención en la iglesia de Santa María de la Cuesta aumente aún más su atractivo y constituya una herramienta para revitalizar esta zona de Tierra de Pinares, buscando una sinergia efectiva con otros sectores.